San Valentín 2013

L1380694

No recuerdo como había sido la noche, me imagino que parecida a las últimas y a las pocas que nos quedaban.
Aunque cansada, me levanté con cierta ilusión, tal vez ese podía ser un buen día…
Después de los habituales rituales de aseo y desayuno, Alfredo me miró muy sereno y me dijo —Vete a comprar un buen ramo de rosas y un perfume para tu madre — A lo que contesté — Hombre Alfredo, digo yo que con una de las dos cosas será suficiente ¿no?
Serio, pero muy tranquilo me dijo —Haz lo que te digo, será lo último que le regale
Me llegó de pronto todo el cansancio, el enfado, la frustración y la tristeza.
Cumplí su encargo tragándome las lágrimas junto a mis palabras y toda la rabia que sentía.
El se fue antes de que las flores llegaran a marchitarse.

L1380704

Fotografías y Texto: Marta Areces

3 comentarios

  1. ester arias alba dice:

    Hola Marta: Tenias un padre maravilloso. Vive en tu recuerdo y nos enseñas a los demás el ser extraordinario que fue , que pena no haberlo conocido. Un beso para todos. Esther. Date: Fri, 14 Feb 2014 10:16:32 +0000 To: ariasalba@hotmail.es

  2. Víctor dice:

    Te dije en otro foro que “Gracias por compartir ese instante de hermosa intimidad de tus mayores!. Te engrandece hacerlo porque tienes el arte y la sensibilidad como inexorable compañera”. Ahora que estaba viendo calmadamente tu blog me quedo con la imagen de Alfredo vertical e inquebrantable sobre los prados de su tierra moscona. Me encanta desde que vi esa foto y me gustaría tenerla en mi casa, a más de 8000 km.
    Me parece un hermoso símbolo de quien navega con rumbo fijo, apoyado en su vara de avellano y con la mirada al frente, sobre los mares de hierba de nuestro pequeño país de granos verdes. Sigue creando belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *